Jamón

Un alimento natural con gran aporte alimenticio con beneficios para la salud. Su grasa posee un alto contenido en ácido oleico, que ayuda a mejorar el nivel de colesterol “bueno” (HDL) y a reducir el LDL, además de disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Ver denominaciones de calidad

Un Producto Saludable y Singular

El jamón curado es un producto tradicional andaluz, una de las estrellas de la gastronomía española y una de sus señas de identidad en todo el mundo. En los últimos años ha traspasado fronteras y ya son muchos los países cuyos consumidores pueden apreciar las excelencias de este producto.

La elaboración de un auténtico jamón curado es un proceso prácticamente artesanal, que se compone de las siguientes fases:

  • Manipulación, elaboración y salado: La sal cumple una función fundamental para la deshidratación del jamón y para una adecuada conservación. La pieza deberá permanecer en salazón aproximadamente un día por kilo de peso.
  • Asentamiento: En la fase de asentamiento o post-salado se busca que la sal se distribuya de manera uniforme por toda la pieza. La duración de este proceso es variable y depende del contenido graso de cada pieza.
  • Secado: A continuación las piezas pasan al secadero natural. En esta fase se distribuye de manera uniforme la grasa en el tejido muscular y el jamón empieza a adquirir su sabor y su aroma característico.
  • Maduración en bodega.

Andalucía cuenta con dos Denominaciones de Origen Protegidas que amparan jamones y paletas ibéricos, la DOP ‘Jabugo’ y DOP ‘Los Pedroches’; con dos Indicaciones Geográficas Protegidas que preserva el jamón curado en unas determinadas zonas de las provincias de Granada y Almería, la IGP ‘Jamón de Trevélez’  y IGP ‘Jamón de Serón’; y una Especialidad Tradicional Garantizada, la ETG ‘Jamón Serrano’.

El jamón curado es un alimento tradicional de la saludable Dieta Mediterránea, un producto digestivo con una composición de ácidos grasos con alto contenido en grasas insaturadas, que nos ayuda a combatir las enfermedades cardiovasculares y la hipercolesterolemia.

También es rico en vitaminas B1 y B6, proteínas y minerales como hierro, zinc y cobre, elementos todos ellos beneficiosos para nuestra salud.

Cada pieza es única e irrepetible, no sirven las prisas. El tiempo se detiene en las bodegas para que cada pieza saque lo mejor de sí misma y para conseguir esos irrepetibles aromas y sabores que lo convierten en una de las grandes exquisiteces gastronómicas del mundo. Son un cúmulo de sensaciones que inundarán el paladar de aquellos que tengan el privilegio de disfrutarlo.

TIPOS DE JAMÓN CURADO

Los amantes de la pata de cerdo curada suelen ser buenos conocedores de los tipos de jamón. Pueden incluso distinguir la variedad de jamón antes de probarlo. El aroma, el color y la textura son diferentes en cada caso. Estas diferencias son muy evidentes entre el jamón curado serrano y el jamón curado ibérico. No todos los jamones serranos son iguales, ni los ibéricos de la misma calidad. Para comenzar a clasificar este producto hay dos divisiones fundamentales: el jamón serrano y el jamón ibérico. A partir de aquí sólo te queda disfrutar de cada una de sus variedades.

JAMÓN IBÉRICO

El jamón ibérico procede del cerdo denominado también con el mismo nombre y se encuentra especialmente presente en las dehesas andaluzas. Todos los animales origen de este tipo de producto viven en libertad, elemento esencial para que realicen ejercicio que después repercute en la calidad de cada loncha. Dependiendo de la alimentación que haya recibido el cerdo se pueden obtener unos matices u otros en su degustación.

El jamón 100% de raza ibérica y alimentado solo con bellota es una de las variedades más apreciadas. Otros jamones también exquisitos proceden de cerdos cuya raza es ibérica en menor porcentaje y han sido alimentado de bellota, pienso y pastos naturales en distinta proporción. 1. JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA El animal se alimenta de bellota durante toda su vida. Este jamón es el más exquisito que existe en el mercado y, a su vez, el más caro. 2. JAMÓN IBÉRICO DE CEBO El animal se alimenta durante toda su vida de pienso y pastos naturales. Sea cual sea su tipología el jamón ibérico es el más codiciado por los amantes de este alimento y no puedes dudar en probar un plato. No te vayas de Andalucía sin vivir esta explosión de sabores y, si puedes, acompáñalo con un buen vino andaluz.

JAMÓN SERRANO

El jamón serrano procede del cerdo blanco y su alimentación está basada en piensos derivados de los cereales. En este caso la variedad depende del tiempo de curación. Este manjar está más extendido y es el que suele utilizarse para los bocadillos en el desayuno (el más típico el de jamón con aceite y tomate) o para otras recetas a modo de ingrediente adicional como puede ser el salmorejo, los salteados de setas, o cualquier tipo de relleno o guarnición para otras carnes.

Calidad certificada en sus etiquetados

Existe la obligación por ley de  identificar todo jamón. Así los productores están obligados a identificarlos con cuatro tipos de etiquetas.

  • Etiqueta Negra: Jamón de Bellota 100% Ibérico
  • Etiqueta Roja: Jamón de Bellota Ibérico
  • Etiqueta Verde: Jamón de Cebo de Campo Ibérico
  • Etiqueta Blanca: Jamón de Cebo Ibérico

Denominaciones de Calidad de Andalucía

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies